¿En qué consiste la integración continua?

La integración continua es una práctica propia del desarrollo a través de la cual los desarrolladores automatizan la integración del código en un único repositorio de código.

Sin la integración continua, los desarrolladores tendrían que coordinar y comunicar de forma manual sus contribuciones de código al producto final. Un entorno sin integración continua requiere burocracia innecesaria y una sincronización complicada, lo que tiene como resultado una situación más compleja de lo necesario.

Es habitual que se produzcan errores de comunicación entre el equipo de ingeniería y el resto de la empresa, sobre todo entre el equipo de producto e ingeniería. Determinar el tiempo que transcurre entre el desarrollo y el lanzamiento del producto suele ser difícil debido a la complejidad que supone integrar nuevos cambios si estos no se almacenan en un único repositorio o ubicación.

Gráfico que muestra los diferentes factores de la integración continua.

La integración continua, el despliegue continuo y la entrega continua son partes esenciales del ciclo de vida del proceso de lanzamiento de software, incluidos los procesos de DevOps.

Integración continua (CI)

Como regla general, la integración continua se utiliza en combinación con el desarrollo ágil de software para facilitar a las empresas la compilación de tareas en una lista y hoja de ruta del producto. Una vez delineadas, las tareas se comparten con los diferentes miembros del equipo para que las lleven a cabo. Después, los diversos códigos se fusionan en un mismo repositorio maestro de códigos.

Entrega continua (CD)

La entrega continua es la segunda parte del proceso. Implica el empaquetado del código en un conjunto que se pueda entregar a los usuarios finales. En esta fase del proceso, suelen ejecutarse herramientas automatizadas que generan un artefacto que se puede implementar de cara a los usuarios finales en cualquier momento.

Despliegue continuo

La fase final del proceso, el despliegue continuo, lanza automáticamente el producto de software a los usuarios finales, después de haber pasado satisfactoriamente la fase de integración y entrega. La automatización utiliza scripts o herramientas que transfieren el producto de software a servidores públicos u otros medios de distribución pública. En un entorno altamente automatizado y bien regulado, estos despliegues se producen automáticamente tan pronto como se entrega el producto (de ahí el adjetivo "continuo"). Algunos equipos o productos se pueden desplegar en momentos específicos o después de que se hayan completado otros procesos y comprobaciones.

Favorece el crecimiento

La minimización de la burocracia de código puede contribuir a que los flujos de trabajo ágiles y de DevOps funcionen de manera eficaz y sin problemas, desde el desarrollo de código nuevo hasta el final del ciclo. La integración continua puede ayudar a las empresas a crecer, ya que se eliminan dependencias que se interponen en el desarrollo de funciones individuales. Aunque un desarrollador trabaje de forma aislada, lo hará sabiendo que su código se integrará con el resto en el repositorio de código.

Impulsa la retroalimentación continua

Las decisiones comerciales reciben comentarios de forma más rápida, lo que puede ayudar a los equipos de producto a probar sus ideas y a trabajar mejor con el diseño iterativo del producto. Los cambios son rápidos, medibles y correctos, y los errores se pueden abordar y corregir rápidamente.

Mejora la comunicación

Los equipos de ingeniería pueden comunicarse mejor y asumir responsabilidades, lo que favorece la mejora de la comunicación en el equipo de DevOps. Los equipos tienen la oportunidad de ver y comentar el código que han escrito otros miembros del equipo, lo que abre la puerta a colaborar con otros desarrolladores en el código en un futuro.

Control de versiones

El código se ejecuta a través de software de control de versiones, como apache subversion o git, y el historial de confirmación del código de software se confirma para que se pueda cambiar si es necesario.

Desarrollo

Los desarrolladores construyen el código y este se transfiere a través del sistema de historial de versiones. Después, el código vuelve a la fase de desarrollo para su compilación.

Pruebas y evaluación

El software se somete a pruebas, incluidas pruebas unitarias que prueban las unidades de software. La fase de evaluación se inicia después de una prueba exitosa, es decir, si el software pasa las pruebas, se inicia el proceso de evaluación. Aquí, el código se visualiza y se finaliza antes de la fase de prueba final.

Prueba automatizada

Después de que el software pase por la fase de evaluación, se somete a pruebas automatizadas preparadas para el software. Una vez que el software pasa las pruebas automatizadas, se envía a la fase de despliegue.

Despliegue

Tras las pruebas automatizadas, el software se despliega en producción. Si hay algún error durante la fase de prueba o el posterior despliegue, el software vuelve al procedimiento de control de versiones para detectar los errores que, al identificarse, se corrigen.

Mantener un repositorio

Cada artefacto que se necesita para crear un proyecto debe almacenarse en un repositorio central de código. De esa forma, todos los cambios están integrados en un mismo sitio y no coexisten varias versiones a la vez.

Automatizar el desarrollo

Lo ideal es que haya un único comando capaz de desarrollar un sistema, incluida la automatización de la integración, y el despliegue en un entorno similar al de producción. Hay muchos casos en los que el script compila códigos binarios a la hora de generar páginas web, medios de distribución, estadísticas y páginas web.

Elaborar autopruebas sobre el desarrollo

Es necesario ejecutar todas las pruebas necesarias para confirmar que el software tiene el comportamiento esperado.

Obtener el compromiso general con la línea de base

Si todas las partes interesadas se comprometen al mismo objetivo, se reducen las posibilidades de que se implementen cambios contradictorios. La aprobación diaria ayuda a los desarrolladores a identificar cualquier problema o cambio necesario en el código y comunicar dichos cambios. Detectar problemas en el trabajo realizado en una semana puede ser complejo y arduo. Por ello, el compromiso diario es necesario.

Desarrollar cada confirmación

Las confirmaciones deben desarrollarse según la versión de trabajo actual, con el fin de verificar que están funcionando correctamente. Para ello suele utilizarse la integración continua automatizada (ACI), pero también se puede hacer de un modo manual. La integración continua automatizada utiliza un demonio para ver el sistema de control de revisión y detectar posibles cambios, y después ejecuta el proceso de compilación automáticamente.

Rapidez en la disponibilidad de las versiones

Cada versión debe estar disponible lo más rápido posible para evitar posibles problemas con la integración e identificarlos rápidamente.

Clonar el entorno de producción para realizar pruebas

Utilizar un entorno de pruebas puede suponer que un sistema probado genere errores cuando se despliegue en el entorno de producción. Por ello, es importante configurar una réplica del entorno de producción para evitar errores, ya que el entorno de producción puede ser diferente al entorno de pruebas. Los entornos de prueba independientes deben ser escalables y mantener las composiciones de la pila de tecnología, lo que frenará los costes.

Facilitar el acceso a los resultados más recientes

Es posible que los interesados y los evaluadores deban ver el trabajo que se está haciendo. Por ello, es recomendable que las versiones estén disponibles lo antes posible, con el fin de reducir la cantidad de reelaboraciones necesarias en caso de que se deba volver a desarrollar una característica. Realizar pruebas en fases tempranas también puede reducir la posibilidad de que se produzcan errores en fases demasiado avanzadas del proceso.

Proporcionar visibilidad a todos los miembros del equipo

Si un desarrollo se rompe, suele ser fácil detectarlo. La integración continua ayuda al equipo a identificar los cambios que se realizaron y el miembro del equipo que los realizó, lo que favorece la transparencia y la productividad.

Automatizar el despliegue de desarrollos

Incluso después de la finalización de un desarrollo, la mayoría de los sistemas de integración continua ejecutan scripts. Es posible escribir un script para desplegar la aplicación en un servidor de prueba en tiempo real que esté disponible para que todos lo vean. La integración continua exige que el software se despliegue en producción con automatizaciones adicionales para evitar retrocesos o defectos.

Desarrollo basado en pruebas

Es aconsejable desarrollar y mejorar constantemente la cobertura de las pruebas una vez que el proyecto se ha incluido en el proceso de integración continua. Es necesario que haya pruebas que aborden cada nueva característica que se añade al proceso con el fin de verificar que el nuevo código funciona del modo esperado.

Peticiones de validación y código

Las peticiones de validación son una parte fundamental de la integración continua. La mayoría de los desarrolladores de software llevan a cabo un proceso de revisión de las peticiones de validación y código. Las peticiones de validación son una excelente oportunidad para iniciar el proceso de la integración continua con el fin de ejecutar los pasos de la aprobación automatizada. La aprobación manual también se añade al tiempo de la petición de validación cuando una persona no interesada puede llevar a cabo la revisión del código. De este modo, el no interesado puede identificar ediciones o aprobar o rechazar la petición de validación.

Optimizar la velocidad del proceso

Es crucial optimizar la velocidad de ejecución del proceso de integración continua, ya que es un proceso muy utilizado. Los retrasos en el flujo de trabajo pueden suponer problemas en el lanzamiento de características superiores, en los tamaños de la base de códigos y en los tamaños de los equipos. Evalúa constantemente el proceso de integración continua para asegurarte de que está optimizada.

La retroalimentación continua sobre la integración continua se produce más rápido cuando el proceso es más rápido. Los desarrolladores tienen la oportunidad de impulsar cambios y experimentar con la experiencia de usuario, corregir rápidamente los errores y aumentar la velocidad de ejecución para obtener ventajas sobre la competencia y una calidad superior en general.

Puedes beneficiarte de la integración continua y la entrega continua al crear aplicaciones en la plataforma de ServiceNow. Además, puedes conectar tus herramientas de CI/CD al producto ServiceNow DevOps para vincular el trabajo que se está desplazando a través del proceso de CI/CD con el trabajo que se gestiona en ServiceNow. El producto ServiceNow DevOps puede aportar muchos beneficios para el proceso de CI/CD, tanto si estás desarrollando en la plataforma de ServiceNow, como si lo haces en herramientas externas como Azure DevOps, GitLab o Jenkins.

Mejora de la colaboración

Gestiona los cambios de código de manera eficaz entre varios desarrolladores al utilizar la integración de Git repo y establece una conexión entre elementos de trabajo como historias de usuario y aprobaciones en repo. Con la conexión adicional de aprobaciones para probar los resultados y cambios en ServiceNow, obtendrás una visión completa de un extremo al otro del proceso.

Optimización de DevOps

Automatiza la creación de cambios, la aprobación y la implementación, y pasa del desarrollo, a las pruebas y a producción de manera más rápida y eficiente.

Aceleración del desarrollo

Entrega las aplicaciones más rápido para que los equipos puedan iterarlas según los comentarios cuanto antes y con frecuencia.

Gestión del flujo de valor

Informa sobre todo el proceso y el flujo de valor, desde el desarrollo de la idea hasta la producción. Favorece la comunicación entre los equipos, compara el rendimiento en distintas herramientas e identifica y resuelve los cuellos de botella.

Capacidades que se expanden con tu empresa

Amplía el éxito de DevOps al resto de la empresa. Elimina el riesgo de ir rápido y minimiza las fricciones entre el desarrollo y las operaciones de TI.