¿Qué es un plan de continuidad de negocio?

Un plan de continuidad de negocio ayudará a mantener tus operaciones en funcionamiento durante las emergencias.

Dirigir una empresa es como nadar a contracorriente: tan pronto como te detienes, te empujan corriente abajo. DC informa de que el coste promedio por hora de un fallo de infraestructura es de aproximadamente 100000 de dólares por hora, y de que el coste total promedio del tiempo de inactividad no planificado de las aplicaciones en las empresas es de entre 1250 millones de dólares y 2,5 mil millones de dólares al año.

Cuando tu negocio deja de funcionar, pierdes dinero. Además de la pérdida de ganancias, los gastos asociados con la identificación y la corrección de disrupciones también afectarán a los ingresos generales de tu organización. Añade a eso el potencial de daño a la marca y a la reputación, y los peligros de las disrupciones empresariales se vuelven aún más claros. De hecho, en una encuesta de líderes empresariales de 2019, el 83% dijo que su principal prioridad era garantizar la continuidad de las operaciones durante una crisis.

Por desgracia, pueden producirse eventos inesperados. Y se producirán. Cuando lo hagan, las organizaciones con más éxito dependerán de la planificación de la continuidad del negocio.

Respuesta, automatización y orquestación de seguridad de SOAR

Anatomía de un plan de continuidad de negocio

Un plan de continuidad de negocio (BCP) es una colección de procedimientos que establece protocolos y crea sistemas de prevención y recuperación en caso de un ciberataque, desastre natural u otra disrupción empresarial. En otras palabras, cuando algo inesperado afecta a tu negocio, un plan de continuidad de negocio puede ayudarte a volver a encarrilar todo.

Para hacer esto, un plan de continuidad de negocio debe incluir los siguientes rasgos:

  • Exhaustividad
    Para que tu plan de continuidad de negocio sea eficaz, debe poder cubrir todas las contingencias. Esta puede ser una perspectiva difícil, dado que las amenazas inesperadas son, por definición, inesperadas. Como regla general, querrás que tu plan cubra posibilidades tales como interrupciones de utilidades, desastres naturales, ciberataques, errores humanos y pandemias locales y globales. Prioriza estos riesgos de acuerdo con el impacto potencial y la probabilidad de que ocurran para garantizar que tu plan cubra las áreas correctas. Además, considera la posibilidad de crear planes alternativos en caso de que tus planes principales fallen. Comprende los factores en juego y lo que podría salir mal y, a continuación, planifica en consecuencia. Los planes de continuidad de negocio pueden incluir comunicaciones de crisis, gestión de crisis, recuperación ante desastres y comunicaciones de empleados.
  • Sentido práctico
    Vale la pena mencionar que tu plan de continuidad de negocio no vale mucho por sí solo; debe ser algo que realmente puedas implementar cuando sea necesario. Sé realista al crear tus planes y asegúrate de tener en cuenta las competencias de tu organización y de tus empleados, así como las necesidades y los canales de comunicación para llegar a tus clientes.
  • Eficiencia
    En una situación de emergencia, la complejidad puede ser el enemigo. En momentos de mucho estrés y, en caso de fallo de la infraestructura, será aún más difícil de lo habitual para tu gente realizar las tareas. Trata de tener tus planes lo más claros y precisos posible para que los responsables puedan actuar rápidamente con los recursos que tienen disponibles.
  • Adaptabilidad
    Los planes de continuidad de negocio deben ser completos, pero también deben dejar espacio para la adaptabilidad. Los desastres tienden a evolucionar inesperadamente y no hay muchas probabilidades de tener un plan que aborde todas las posibles situaciones que surjan. Forma a tu gente para que responda de manera inteligente a situaciones de emergencia e incluye una monitorización constante en tu plan para que puedas cambiar el enfoque en cualquier momento.

 

En pocas palabras, tu plan de continuidad de negocio debe abordar de manera efectiva las realidades de la situación y proporcionar una hoja de ruta clara y adaptable que tu organización debe seguir. Para hacer esto, tu BCP debe incluir varios componentes fundamentales.

Estrategia
Los aspectos de tu plan deben abordar cómo tu gente completará las tareas estándar durante toda la emergencia. La estrategia debe estar dirigida a garantizar operaciones empresariales continuas.

Organización
Tu plan de continuidad de negocio debe establecer las responsabilidades de los diferentes empleados en caso de una emergencia. También debe abordar cuestiones relacionadas con la estructura y las comunicaciones, como los árboles de llamadas.

Procesos
Al identificar los procesos críticos de TI y de negocio, el plan determinará claramente qué procesos son de mayor prioridad en términos de mantener tu negocio en funcionamiento.

Tecnología
Junto con los procesos, tu plan de continuidad de negocio deberá abordar los sistemas, las redes y las tecnologías esenciales para realizar copias de seguridad de los datos y aplicaciones, y para permitir las operaciones y la productividad de forma ininterrumpida.

Riesgo del proveedor
Tu plan de continuidad de negocio también debe tener en cuenta cómo las situaciones de emergencia pueden afectar a tus proveedores y proveedores de terceros, y cómo su disrupción podría afectarte a ti. Del mismo modo, comprender los planes de continuidad de tus proveedores te ayudará a completar algunas de las variables cuando se trate de crear tus propios planes.

Así como tu plan de continuidad de negocio deberá proporcionar un enfoque paso a paso para mitigar las disrupciones empresariales, existen ciertos pasos que tal vez desees seguir para crear tu BCP. Al comenzar a desarrollar tu plan, ten en cuenta incluir lo siguiente:

Análisis de impacto empresarial

Probablemente, el primer paso hacia la creación de un BCP eficaz es realizar un análisis de impacto empresarial (BIA). Este análisis ayudará a identificar y evaluar el posible impacto empresarial de desastres y emergencias, incluidos la pérdida de ingresos, el retraso de los ingresos, el aumento de gastos, las multas administrativas, las sanciones contractuales o la pérdida de bonificaciones contractuales, la insatisfacción del cliente y el retraso de nuevos planes de negocio. Esto proporcionará información sobre las funciones urgentes.

Planificación de recuperación ante desastres

La recuperación ante desastres, que es un subconjunto de la planificación de la continuidad del negocio, se centra en los pasos necesarios para restaurar los sistemas de soporte esenciales, incluidos el hardware, las comunicaciones y los activos de TI. Cuando la continuidad del negocio tiene un alcance mucho más amplio para garantizar la continuación de los procesos de negocio regulares e ininterrumpidos durante tiempos de emergencia, la planificación de la recuperación se centra en cambio en restaurar los sistemas dañados y los datos perdidos, y en promover una rápida recuperación de las competencias anteriores al desastre.

Planificar la gestión de recuperación y ejercicios

Probar es un aspecto crítico de tu programa BCM, que demuestra la competencia funcional real de tu documentación e implementación técnica. Esto es fundamental para mejorar la efectividad y la usabilidad del plan durante disrupciones simuladas y reales.

Gestión de crisis

La gestión de crisis proporciona competencias para ejercitar y activar la continuidad durante un evento de crisis real. Una gestión de crisis eficaz minimiza los impactos financieros, de reputación, legales y regulatorios.

Si 2020 nos enseñó algo, es que las disrupciones son inevitables y la resiliencia marca una gran diferencia en nuestra supervivencia y posición competitiva. Por desgracia, la pandemia mundial tomó por sorpresa a muchas empresas y, cuando se enfrentaron a una emergencia sin precedentes, muchas de ellas no pudieron hacerle frente. Para casi 100000 empresas estadounidenses, los cierres temporales provocaron cierres permanentes (fuente: Fortune).

Un plan de continuidad de negocio proporciona priorización y dirección bajo presión. Cuando se hace frente a disrupciones y eventos imprevistos, la continuidad del negocio proporciona una hoja de ruta para un funcionamiento continuo y menos errores o sorpresas. Esto es importante por varias razones:

Las disrupciones y las interrupciones van en aumento

Si sientes que ha habido más eventos disruptivos que el promedio de los últimos años, puede que tengas razón. Investigaciones recientes sugieren que las interrupciones que causan una disrupción significativa del servicio se están volviendo más graves, más costosas y de mayor duración.

Con el aumento de disrupciones e interrupciones, aquellas empresas que puedan implementar un plan de continuidad de negocio eficaz tendrán una clara ventaja competitiva sobre las organizaciones que no lo hagan.

Los BCP ayudan a evitar y minimizar las disrupciones empresariales

Un plan de continuidad de negocio no evitará que ocurran emergencias: un terremoto, una filtración de datos de terceros o, incluso, un fallo en el hardware de la red están más allá de la capacidad de prevención de un BCP. Sin embargo, lo que puede hacer un plan de continuidad de negocio es evitar y minimizar la disrupción empresarial como resultado de estas emergencias.

Un plan de continuidad de negocio eficaz describe los pasos que tu organización deberá seguir para reducir la gravedad y la duración de las disrupciones. Al incluir un análisis exhaustivo de las posibles amenazas, una lista de la información de los contactos de emergencia en el sitio y fuera del sitio y las estrategias y responsabilidades detalladas para cada evento emergente, tu organización tendrá la dirección que necesita para mitigar los posibles daños.

Los BCP promueven el cumplimiento de normas

La continuidad del negocio es una buena idea para cualquier empresa de cualquier industria. Pero, para algunas organizaciones fundamentales, la ley exige un plan de continuidad de negocio. Las empresas de los sectores gubernamental, financiero y sanitario, por ejemplo, son estrictamente responsables del estado de sus operaciones y datos en caso de una disrupción. Empresas de otras industrias también pueden ser responsables de los daños que se ocasionen como resultado de una continuidad del negocio fallida.

Business Continuity Planning proporciona varias ventajas a tu organización. A continuación, detallamos varios de los beneficios más notables:

Mantener las operaciones empresariales

Un plan de continuidad de negocio fiable te permitirá permanecer en funcionamiento incluso en el caso de una emergencia potencialmente disruptiva.

Conservar la reputación de la marca

El manejo efectivo de situaciones de emergencia sin una caída notable en los servicios demuestra la calidad de su empresa, mejorando la satisfacción del cliente en el proceso.

Generar confianza en el cliente

Los clientes confían en tu negocio por muchas cosas, como los servicios digitales, los alimentos, el acceso a dinero o pagos, la atención médica o la comunicación, y tu continuidad permite su continuidad. También son más conscientes que nunca de la necesidad de una seguridad de datos fiable en las organizaciones con las que eligen hacer negocios. Cuando ocurren disrupciones, esperan que las empresas se recuperen rápidamente. Una continuidad del negocio efectiva demuestra el compromiso de una organización con el servicio a sus clientes, independientemente de lo que pueda estar sucediendo.

Generar confianza en los empleados

Cuando los empleados comprenden los pasos que deben seguir en caso de una emergencia, tienen más confianza en el liderazgo de su empresa y están más dispuestos a confiar en sus decisiones. Además, a medida que los empleados se forman en la continuidad del negocio efectiva, se vuelven más hábiles a la hora de resolver disrupciones y emergencias más pequeñas y menos graves, y experimentan menos estrés bajo presión.

Obtener ventaja competitiva

A pesar de las ventajas obvias, muchas organizaciones tienen poca o ninguna continuidad del negocio. Por lo tanto, cuando ocurren disrupciones y esas organizaciones no pueden funcionar de manera efectiva, sus clientes probablemente acudirán en masa a las empresas que pueden capear el temporal. De hecho, en un estudio realizado a 1800 empresas complicadas a lo largo de un período de 25 años, la resiliencia frente a eventos emergentes representa aproximadamente el 30% del rendimiento a largo plazo (fuente: BCG Henderson Institute).

Mitigar el riesgo financiero

Hay una serie de ventajas empresariales asociadas con el BCP, pero asegúrate de no pasar por alto las ventajas financieras. Las pérdidas financieras como resultado de una disrupción empresarial, incluidos los fallos del sistema, la pérdida de energía y las filtraciones de datos, pueden tener un impacto negativo significativo en tu organización. La gestión de la continuidad del negocio ayuda a evitar o a reducir este riesgo.

Profundizar más en Risk y Compliance