¿Qué es la entrega continua?

La entrega continua es un enfoque de desarrollo de software que consiste en entregar porciones de software en un formato listo para el despliegue y en ciclos cortos y controlados.

Según la metodología tradicional, antes de que el software pueda lanzarse al usuario final, tiene que pasar por largas fases de desarrollo, análisis y revisión. Esta metodología en cascada, en la que los productos se desarrollan por completo antes de ser probados e implementados, consume mucho tiempo y genera ciclos de despliegue lentos y una experiencia de usuario menos positiva.

Como componente principal de DevOps, y en el contexto más amplio de la CI/CD, la entrega continua ha formado parte de la revolución del software Agile. En lugar de crear paquetes completos de una sola vez, la entrega continua incorpora todos los aspectos del desarrollo de código que pueden ir a producción y hace uso de soluciones de automatización avanzadas para tareas repetitivas, como las pruebas. Con este enfoque, los desarrolladores pueden aplicar cambios pequeños en el software a un ritmo más uniforme. En algunas circunstancias, el código puede ir directamente a producción, algo que también se conoce como despliegue continuo.

Lo anterior ofrece una serie de ventajas clave para las empresas y los proveedores de software:

Menor riesgo en los despliegues

Cuando los desarrolladores lanzan despliegues a gran escala, hay muchas cosas que pueden salir mal. La entrega continua limita el riesgo del despliegue, ya que se centra en cambios pequeños que se pueden examinar más fácilmente, cuyos problemas, si los hay, pueden solucionarse de un modo más sencillo y cuyo comportamiento puede corregirse antes si no es el esperado.

Seguimiento más preciso del avance

En lugar de limitarse a esperar a que los desarrolladores decidan cuándo se ha terminado el trabajo, con la entrega continua los propietarios de proyectos y aplicaciones trazan fácilmente el progreso a través del seguimiento de los ciclos de entrega de software. Además, pueden decidir cuándo y cómo continuar con el despliegue en entornos de producción o pruebas. En ocasiones, puede ser conveniente aprovechar la información recopilada durante el ciclo de vida de entrega continua a través de una solución de gestión del flujo de valor, ya que puede ayudarnos a comprender las capacidades de los equipos e identificar y eliminar los cuellos de botella.

Lanzamientos más rápidos

Cuando los despliegues de software pasan a través de las etapas de desarrollo preestablecidas, hay fases que pueden tardar bastante tiempo en completarse. La entrega continua obliga a los equipos a incorporar tareas de pruebas y corrección en los procesos rutinarios, y a basarse en la automatización para el desarrollo y el aprovisionamiento con el fin de reducir la carga. Gracias a ello, es posible contar con menos fases de desarrollo, menos trabajo redundante y tiempos de respuesta más rápidos. De hecho, el sello distintivo de la entrega continua es que el software que se produce se puede publicar en cualquier momento; una mejora notable si lo comparamos con los largos plazos de entrega del desarrollo tradicional.

Comentarios mejorados

Si los desarrolladores invierten mucho tiempo en crear algo, pero su lanzamiento no es efectivo o su acogida no es buena, deben volver a la casilla de salida sin que su trabajo sea valorado. Como en esta metodología se trabaja con versiones más breves y más frecuentes, cuando el software pasa por la fase de pruebas, resulta más fácil detectar los problemas y los usuarios de la aplicación pueden proporcionar comentarios en fases tempranas y de forma regular. De este modo, los desarrolladores pueden aplicar correcciones sobre la marcha si es necesario.

Mejores productos

A través de los comentarios fiables aportados durante todo el ciclo de vida de la entrega, los desarrolladores pueden mejorar y optimizar sus productos, probar las características e ideas y eliminar cualquier aspecto que sea innecesario, ineficaz o que genere una experiencia de usuario negativa.

Reducción de costes

La entrega continua se basa en la automatización para eliminar muchos de los costes fijos que tradicionalmente han estado asociados con el desarrollo de software. Con la entrega continua, la inversión en costes inicial y durante el ciclo de vida del desarrollo es inferior y se obtiene un mayor retorno de los costes que se mantienen.

Mayor satisfacción de los empleados

Los maratones de desarrollo y los inminentes plazos de entrega desgastan a los equipos de desarrollo. Por el contrario, las correcciones y las versiones a pequeña escala se pueden gestionar con mayor facilidad y de forma simultánea a otras tareas. La entrega continua crea un entorno de trabajo menos estresante y contribuye a evitar el agotamiento. Además, da la posibilidad a los desarrolladores de interactuar más directamente con los usuarios y ver con claridad los beneficios de su trabajo.

A grandes rasgos, la entrega continua parece ser lo mismo que el despliegue continuo, pero aunque ambas son parte del enfoque de desarrollo de software Agile, presentan diferencias sutiles que es necesario analizar.

La entrega continua requiere decisiones de despliegue manuales

Como se ha descrito anteriormente, la entrega continua automatiza muchos de los procesos que forman parte del desarrollo de software y, con ella, los equipos pueden realizar cambios graduales y continuos en los productos. Sin embargo, la entrega continua no automatiza la etapa final de la aprobación del despliegue en producción. Los cambios que se han realizado y probado en entornos de prueba suelen pasar por una fase de revisión manual y autorización como parte del lanzamiento programado para el despliegue completo.

El despliegue continuo automatiza las actualizaciones de producción

El despliegue continuo lleva la automatización un paso más allá a través del despliegue automático de las actualizaciones según un cronograma predefinido o cuando el código se entrega desde el proceso de entrega continua. Si el código no requiere un periodo definido de despliegue, al automatizar la gestión de la gobernanza del cambio (si se utiliza) de una manera fiable, los desarrolladores obtienen acceso directo a producción y pueden garantizar que las actualizaciones se implementan regularmente, sin que ellos tengan que hacerlo manualmente. Gracias a ello, las empresas tienen una mayor capacidad para lanzar más despliegues en cualquier momento, y se eliminan muchos de los problemas vinculados a las entregas de mayor volumen. Para la mayoría de las empresas, el principal obstáculo del despliegue continuo es la necesidad de una gobernanza sólida, por ejemplo, por motivos de regulación en el sector. Implementar el despliegue continuo en algunas empresas depende, en gran medida, de la capacidad de automatizar eficazmente las aprobaciones manuales, como en un proceso formal de gestión de cambios.

El concepto general de entrega continua resulta fácil de entender: división de procesos de desarrollo que requieren mucho tiempo en tareas y lanzamientos de menor escala con el respaldo de la automatización. Sin embargo, entenderlo no es lo mismo que saber aplicarlo. Los siguientes son requisitos previos fundamentales para cambiar a la entrega continua de software:

Crear un cambio de mentalidad cultural hacia las prácticas de DevOps

El enfoque de cascada en el desarrollo de software del que hemos hablado antes puede seguir muy arraigado en algunas personas y procesos de los equipos de desarrollo. Por ello, conseguir el cambio cultural a un desarrollo basado en la metodología Agile y de DevOps requerirá una amplia planificación y una capacitación exhaustiva. Si los equipos de desarrollo no están comprometidos, es poco probable que la entrega continua tenga éxito.

Centrarse en la colaboración entre DevOps y la alta dirección

El cambio cultural hacia DevOps tendrá que producirse más allá de los límites del desarrollo de software. Los bucles de retroalimentación rápidos y la toma de decisiones eficaz exigen una colaboración y coordinación claras con el equipo de liderazgo, de modo que todos sean plenamente conscientes de los procesos adecuados y se comprometan con ellos.

Garantizar la seguridad y el cumplimiento

Conseguir tiempos de entrega rápidos y lanzamientos de software sin problemas no aportará muchas ventajas a las empresas si los productos finales no pueden satisfacer los requisitos de seguridad y cumplimiento. Afortunadamente, es posible aplicar buena parte del enfoque de las herramientas de automatización de la entrega continua a minimizar los riesgos de seguridad que conlleva el despliegue. Las herramientas automatizadas de análisis de código que incorporan las políticas determinadas por los equipos de seguridad especializados forman parte del proceso. Si se está utilizando la gestión automatizada de cambios, los análisis mencionados arriba pasan a formar parte de la información empleada para crear y aprobar automáticamente solicitudes de cambio.

Para establecer un proceso optimizado de un extremo a otro mediante la entrega continua es necesario aplicar una serie de principios clave:

Crear un conjunto fiable de procesos

Los procesos optimizados son la clave de la entrega continua. Por lo tanto, para garantizar que estos procesos generan los mejores ciclos de despliegue posibles, deben ser coherentes y repetibles en todos los entornos. Muchas empresas establecen un rol dedicado a ayudar a definir la plataforma y los procesos que los desarrolladores utilizan para participar en la entrega continua.

Automatizar la infraestructura

La entrega continua no puede ser eficaz si no va acompañada de la automatización. Los procesos manuales llevan tiempo y son difíciles de repetir, por lo que las organizaciones deben comprometerse a automatizar la mayor parte de la infraestructura posible, algo especialmente notable en las pruebas de código y la calidad del código. Con la llegada de DevSecOps, el uso de la automatización se ha ampliado a la eliminación de las vulnerabilidades de seguridad, y ahora también se extiende a áreas como la gestión de datos de configuración, donde las políticas pueden validar que los cambios de configuración son apropiados (como URL, cadenas de base de datos y cualquier otro tipo de actualización de configuración de aplicaciones, infraestructuras y entornos). En entornos regulados, el paso final de la gobernanza de la gestión de cambios también se puede automatizar si se utiliza la información de las herramientas utilizadas en el flujo de entrega.

Controlar las versiones en todo el proceso

Lo último que quiere una organización que aplica la entrega continua es tener que volver a empezar cuando algo no se ha desarrollado correctamente. El control de versiones permite a los desarrolladores realizar un seguimiento y gestionar todos los cambios que se han hecho en el código, de modo que si surge un problema con las actualizaciones más recientes, pueden retroceder a una versión anterior, lo que crea una base más sólida para una mejora continua y de alta frecuencia.

Priorizar tareas difíciles

Optimizar los procesos y encargarse de las tareas debe ser más fácil con el tiempo, ya que DevOps prioriza las responsabilidades más difíciles y que consumen mucho tiempo. Prioriza el ciclo de desarrollo para encargarte después de perfeccionar el resto de los aspectos. La planificación ágil ha avanzado mucho en esta área con capacidades como la hoja de ruta, el big room planning y las tareas pendientes unificadas.

Resolver los problemas inmediatamente

Del mismo modo que priorizan las tareas más difíciles, las organizaciones ágiles deben ser capaces de abordar y resolver errores y otros problemas a medida que surgen. Así, garantizan que los productos se perfeccionan y mejoran continuamente, y además reducen los gastos, ya que los problemas se resuelven cuando todavía están en las etapas iniciales del proceso. Este campo se beneficia enormemente de la inteligencia artificial, ya que las soluciones de operaciones de IA se vuelven más predictivas y ayudan a identificar y resolver problemas antes de que los usuarios se vean afectados.

Compartir responsabilidades

La entrega continua requiere que todas las partes interesadas estén alineadas y trabajen hacia un objetivo común. En otras palabras, la responsabilidad de una persona hacia el producto no termina cuando sus tareas han acabado. Este principio exige un cambio cultural en términos de responsabilidad y centralizar la información puede contribuir a una mayor colaboración. Los modelos de datos que relacionan todo el proceso, desde la conceptualización a las operaciones en producción, garantizan que todos los interesados en la entrega sepan lo que ha estado sucediendo y por qué.

Definir la finalización con precisión

En los procesos de desarrollo tradicionales, cada persona, equipo o departamento tenía tareas mucho más compartimentadas y, por lo tanto, solían tener definiciones muy diferentes del momento de finalización de un lanzamiento. Debido a que la responsabilidad compartida genera objetivos compartidos, todos los involucrados deben reconocer que ninguna característica está completa hasta que se haya entregado con éxito.

Mejorar de forma continua

El enfoque iterativo puede conseguir una reducción drástica de los plazos de desarrollo, pero su verdadero poder radica en su capacidad de ayudar a las empresas a refinar sus productos. Mediante la automatización de procesos efectivos, la reducción o revisión de tareas innecesarias y la resolución constante de errores y otros problemas, las empresas crean prácticas cada vez más eficientes y repetibles. La automatización es la clave y los lanzamientos de software potente y eficaz son la recompensa.

Las soluciones de gestión de TI de ServiceNow son un apoyo eficaz para las iniciativas de entrega continua de cualquier empresa.

Empieza a utilizar las soluciones de DevOps de ServiceNow, y disfruta de la potencia y la accesibilidad de la galardonada plataforma Now Platform para acelerar el desarrollo y el despliegue de software. Obtendrás una mayor conectividad y visibilidad sobre las cadenas de herramientas existentes. Utiliza las opciones de automatización integradas para garantizar que las tareas de creación, seguimiento y aprobación de cambios no creen cuellos de botella en los procesos. Mantén un registro detallado de auditoría de principio a fin, para minimizar el riesgo y garantizar el acceso a los datos esenciales desde una ubicación central.

Si lo deseas, puedes ir todavía más lejos y aplicar los principios de la metodología Agile a las iniciativas de software complejas mediante la aplicación de Scaled Agile Framework (SAFe) de ServiceNow. Se trata de una solución que incorpora paneles visuales, la planificación avanzada de cartera, la priorización de tareas codificadas por colores, la planificación detallada, varias opciones de supervisión, un registro de tareas pendientes de SAFe centralizado, múltiples características de SAFe, etc.

ServiceNow es el aliado perfecto para implementar la entrega continua de forma eficaz. Compruébalo por ti mismo y revoluciona la manera en que tu empresa crea y entrega aplicaciones.

Capacidades que se expanden con tu empresa

Amplía el éxito de DevOps al resto de la empresa. Elimina el riesgo de ir rápido y minimiza las fricciones entre el desarrollo y las operaciones de TI.