¿Qué es la gestión de lanzamiento?

La gestión de lanzamiento garantiza que, a medida que las necesidades evolucionan, los servicios de despliegue también lo hagan, abarcando la planificación de tareas, la asignación de recursos y la gestión de la entrega.

La gestión de lanzamiento es un término de TI que se suele utilizar en múltiples sectores. Básicamente, la gestión de lanzamiento abarca la supervisión del desarrollo, las pruebas, el despliegue y el soporte relacionados con el diseño y el lanzamiento de software. La gestión de lanzamiento incluye objetivos y planificación estratégica a largo plazo, así como los pasos tácticos empleados para alcanzar los objetivos.

Muchas empresas llevan la gestión de lanzamiento todavía más lejos e incluyen la fase posterior al proceso técnico de despliegue de productos y funcionalidades de TI, adentrándose en la gestión de la adopción, los cambios en el proceso comercial y otros factores internos relacionados con la implantación.

La gestión de lanzamiento desempeña un papel clave en la biblioteca de infraestructura de TI (ITIL). También denominada gestión de lanzamiento e implementación, es uno de los procesos principales en la sección de transición del servicio de ITIL. La gestión de lanzamiento en ITIL se centra en la calidad y la experiencia del cliente como aspecto clave en la implementación de productos y servicios, a la vez que promueve prácticas empresariales rentables. En términos de ITIL, la gestión de lanzamiento aborda los cambios y mejoras en los productos o servicios existentes.

ITIL quizás sea el marco de trabajo más fiable y ampliamente utilizado para el gobierno de la tecnología. En este marco, la gestión de lanzamiento garantiza que los equipos de desarrollo y operaciones puedan coordinar y compartir los conocimientos y recursos pertinentes. Esto ayuda a los equipos a realizar varios proyectos de manera eficaz al mismo tiempo, proporcionando un enfoque estructurado para la conceptualización, el uso, las pruebas y la introducción de nuevas versiones de componentes o servicios.

A medida que cada equipo de proyecto introduce cambios en el entorno de producción, necesita poder coordinarse con el resto de manera eficaz. La gestión de lanzamiento busca alinear a todos los equipos con procesos, políticas y pautas unificadas para cada etapa del lanzamiento. El propósito es garantizar que todas las partes involucradas sean plenamente conscientes de los recursos disponibles, de cómo se utilizan y de qué cambios implementa cada equipo. Además, fomenta que cualquier cambio posterior siga una secuencia de tareas prescrita y estandarizada. Esta secuencia es lo que se denomina proceso de gestión de lanzamiento.

A medida que se avanza en el proceso de gestión de lanzamiento, nos encontramos con seis pasos esenciales, que se detallan a continuación.

Gráfico que muestra los diferentes aspectos de la gestión de lanzamiento.

Solicitud

El primer paso en la gestión de lanzamiento es reconocer la necesidad de nuevas funcionalidades del producto o de cambios en las funciones o servicios establecidos. Las solicitudes de cambio pasan por canales predeterminados y se evalúan según la necesidad, la viabilidad, el coste y otros criterios. Cabe señalar que no todas las solicitudes de cambio recibirán aprobación y pasarán a la fase de planificación.

Planificación

La etapa de planificación incluye la creación y configuración del sistema de gestión de lanzamiento. Por lo tanto, es probable que sea necesario dedicar más tiempo a esta etapa.

En esta fase, la empresa define la estructura que adoptará el lanzamiento. Una estructura definida con precisión proporcionará al equipo una hoja de ruta para avanzar en los pasos posteriores y llegar al despliegue y la implementación. Un plan de lanzamiento puede ser tan simple como una lista de comprobación en la que se detallen las acciones y tareas que se deben completar en orden cronológico, así como los equipos o las personas responsables de cada una d ellas. Dicho esto, muchas empresas consideran que los flujos de trabajo digitales detallados proporcionan una dirección más clara, lo que garantiza que todos trabajen para lograr objetivos comunes y que se cumplan los requisitos esenciales.

Los planes de lanzamiento eficaces generalmente incluyen hitos, responsabilidades, plazos estimados, fechas límite y una visión completa del proyecto en su totalidad. El plan de lanzamiento es algo que los equipos pueden consultar durante todo el proceso. Establecer un sistema de gestión de lanzamiento que pueda reutilizarse en varias versiones acelera los procesos futuros y coordina mejor los esfuerzos en toda la empresa.

Diseño y construcción

Con la aprobación, las ideas y la planificación como base, se inicia el desarrollo. El diseño y la construcción del producto, el componente o la función requiere abordar cualquier problema que pueda surgir y convertir los requisitos establecidos del proyecto en software. Esta etapa se superpone parcialmente con la siguiente.

Pruebas y revisión

En toda la etapa de diseño y construcción, el producto en desarrollo debe pasar por un entorno de pruebas real. A medida que se descubren problemas y errores en el software durante las diversas pruebas funcionales y no funcionales, la versión debe volver a la fase de revisión. La mayoría de las versiones pasarán por varias iteraciones, avanzando y retrocediendo entre las etapas hasta que se aprueben para la revisión final.

Revisión final

Antes del despliegue, la versión debe pasar por una revisión final, teniendo en cuenta la información o perspectivas nuevas extraídas durante las pruebas. El equipo de control de calidad analizará e inspeccionará el producto final para garantizar que cumple con los estándares y requisitos establecidos en la etapa de planificación. Aunque algunos errores pueden escaparse y pasar a la fase de despliegue, esta revisión final debe proporcionar a los equipos la suficiente información para poder gestionar cualquier problema que pueda ocurrir durante el lanzamiento del producto o después.

Despliegue

Con la aprobación final del propietario del proyecto, el producto se envía a producción y se puede lanzar al usuario final. Cualquier material educativo complementario, incluidas las notificaciones de cambios, las guías operativas y los recursos de capacitación necesarios, deberá publicarse de forma simultánea. Asegúrate de adaptar estos recursos no solo al usuario final, sino también a los equipos de soporte de la empresa, para que puedan responder a las preguntas de los usuarios o ayudar en la resolución de problemas.

La etapa de despliegue representa la culminación del proceso de gestión de lanzamiento, pero el proceso no termina ahí. Los equipos deberán realizar un seguimiento para acceder al lanzamiento, identificar cualquier cuello de botella u obstáculo, y mejorar el proceso para productos futuros.

Es importante tener en cuenta que empresas de distintos tamaños pueden seguir un proceso muy similar, con prácticamente los mismos pasos. Sin embargo, en el caso de empresas más pequeñas que tienen menos proyectos, es posible que la versión del proceso de gestión de lanzamiento sea menos compleja en comparación con las empresas más grandes. A medida que una empresa intensifica sus lanzamientos para adaptarlos a su crecimiento, y a medida que los equipos y departamentos se amplían para incluir a más personas, la gestión de lanzamiento también se amplía, lo que requiere herramientas de soporte más avanzadas.

Las empresas que han adoptado completamente la automatización pueden considerar que la gestión de lanzamiento es un proceso obsoleto e innecesario. Sin embargo, aunque las metodologías como Agile puedan aumentar la velocidad de la implementación de software, no abordan problemas de equipos aislados y procesos de entrega ineficientes. La gestión de lanzamiento contribuye a mantener a toda la organización en el camino correcto y a ver el panorama general. Además, supone una reducción del riesgo, la optimización de la eficiencia de la implementación y un aumento de valor para el cliente.

Reducción de los riesgos

Contar con requisitos y políticas de gobierno estandarizados que se puedan aplicar a varios proyectos contribuye a eliminar muchos de los riesgos asociados con el lanzamiento de productos. Los responsables de los lanzamientos pueden adaptar los procesos para satisfacer mejor las necesidades de lanzamientos específicos y escalar estos procesos a medida que el negocio crece.

Optimización de la eficiencia del despliegue

Al centrarse en aumentar el valor positivo, reducir el valor negativo y mejorar los tiempos de desarrollo y lanzamiento, la gestión de lanzamiento proporciona una ruta clara para mejorar la eficiencia de la implementación del software.

Aumento del valor para el cliente

Gracias a la incorporación de los comentarios de los clientes y al uso de un proceso iterativo de desarrollo y pruebas, la gestión de lanzamiento brinda a las empresas la oportunidad de aumentar continuamente el valor que se entrega al usuario final.

La gestión de lanzamiento también proporciona un servicio valioso dentro de la metodología DevOps. Al igual que ocurre con Agile, puede parecer que con la automatización y descentralización de DevOps, la gestión de lanzamiento queda obsoleta. Sin embargo, a pesar de lo que ofrece DevOps en términos de implementación rápida y desarrollo simultáneo de productos, siempre existirá la necesidad de coordinar a los equipos pertinentes, alinear las prioridades del negocio, estandarizar los procesos y garantizar productos de alta calidad.

En coordinación con los responsables de DevOps, los responsables de los lanzamientos deben supervisar la integración continua y asegurarse de que se mejora el valor positivo para el cliente y de que los errores y otros problemas se abordan de manera rápida y eficaz. Además, es su responsabilidad que las nuevas funciones se integren correctamente en el proceso de gestión de lanzamiento establecido.

Como hemos comentado antes, la gestión de lanzamiento alinea a los equipos con objetivos comunes diseñados para mejorar la calidad del producto y la experiencia del cliente. Con esto en mente, es posible evaluar el éxito de las iniciativas de gestión de lanzamiento utilizando los siguientes indicadores:

El despliegue se alinea con los objetivos de plazos

¿Se ha lanzado el producto dentro de la fecha límite establecida? ¿Se han completado a tiempo las tareas?

El despliegue se ajusta a las limitaciones presupuestarias

¿Se ha completado el proyecto dentro del presupuesto?

Los usuarios actuales no se ven afectados

¿Han podido seguir utilizando el producto o los servicios los usuarios actuales sin ninguna interrupción negativa?

Los usuarios nuevos y actuales están satisfechos

¿Ha mejorado este lanzamiento la experiencia del usuario final?

Release Management de ServiceNow incorpora la potencia de la automatización avanzada al proceso de gestión de lanzamiento. Automatiza las aprobaciones y el gobierno para reducir los cuellos de botella y promover el avance de los desarrollos. Evalúa el riesgo y detecta conflictos para reducir el fracaso del cambio. Emplea marcos automatizados para mejorar la coordinación entre DevOps y TI. Utiliza la puntuación de éxito del cambio integrada para evaluar y aprobar automáticamente los cambios de bajo riesgo, mientras el área de trabajo del comité de aprobación de cambios proporciona una ubicación específica para reuniones con otros encargados de la toma de decisiones con el fin de analizar y aprobar cambios más complejos.

Release Management abre la puerta a las empresas para coordinar los cambios y los lanzamientos de software con un enfoque centrado en los clientes, sin dejar de lado las prioridades comerciales. ServiceNow lleva la gestión de lanzamiento un paso más allá con la automatización de los pasos y las tareas esenciales, y con las herramientas y los recursos necesarios para optimizar los procesos. Obtén más información acerca de Release Management de ServiceNow.

Primeros pasos con Change Management y Release Management

Con Change Management y Release Management de ServiceNow® reducirás al mínimo los cambios fallidos y acelerarás la gestión de cambios.