¿Qué es el compromiso medioambiental, social y de gobierno (ESG)?

El compromiso medioambiental, social y de gobierno (ESG) consiste en impulsar el crecimiento del negocio y, al mismo tiempo, construir un futuro más sostenible, equitativo y ético para el mundo.

El medioambiente, el ámbito social y el gobierno son tres de los factores centrales para medir la sostenibilidad, la ética y el impacto social de una empresa. Los factores del ESG no son necesariamente financieros, pero siguen desempeñando un papel importante en el riesgo a largo plazo de una empresa y su ROI. En pocas palabras, las empresas que incorporan factores del ESG corren menos riesgos y son más propensas a tener éxito.

Medioambiental

A medida que las realidades del cambio climático y otros problemas ecológicos que podrían alterar al mundo están cada vez más documentadas, el compromiso de una empresa con la sostenibilidad se vuelve más importante. Los factores medioambientales del ESG hacen referencia al impacto que una organización puede tener en los desechos, la contaminación, la reducción de recursos, la emisión de gases de efecto invernadero, el cambio climático y la deforestación.

Social

Una empresa es más que sus productos, servicios o logotipo; es un conjunto de personas que trabajan para alcanzar metas comunes. Por lo tanto, lo bien que una empresa trate a sus empleados y el hecho de que cumpla con las normas establecidas de salud, seguridad y contratación pueden ayudar a que los inversores evalúen su calidad y riesgo generales. El factor social del ESG incorpora las relaciones con los empleados, las comunidades locales, la salud, la seguridad, los conflictos y la diversidad.

Gobierno

En el núcleo del ESG reside la idea de que las empresas deben asumir la responsabilidad por el tipo de impacto que crean. El gobierno es un factor esencial en esto, ya que examina la forma en la que una organización se gobierna a sí misma. El gobierno se centra en aspectos como la remuneración ejecutiva, las donaciones, los apoyos políticos, la estrategia tributaria, la diversidad del consejo, la estructura, la corrupción y los sobornos. Un gobierno adecuado ayuda a alinear los problemas entre las partes interesadas en diferentes niveles al apoyar el crecimiento continuo y la estrategia a largo plazo.

Compromiso medioambiental, social y de gobierno

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas son 15 objetivos aprobados por los Estados miembro de las Naciones Unidas, los cuales constituyen una serie de objetivos diseñados para ayudar a crear paz y prosperidad para los habitantes del planeta. Independientemente del tamaño del negocio y del sector al que pertenezcan, todas las empresas pueden contribuir a estos objetivos.

Cuando las empresas realizan su actividad comercial con responsabilidad y buscan oportunidades para resolver los desafíos sociales, pueden ofrecer soluciones para problemas que van desde la crisis climática hasta la pobreza, pasando por la desigualdad y el hambre. Dicha innovación del sector privado es un mercado en crecimiento, y los beneficios para los consumidores y el planeta son incalculables cuando una empresa decide comportarse de manera responsable y promover prácticas ambientales y sociales positivas.

¿Por qué el ESG es importante para las empresas?

Una encuesta de 2019 realizada a más de 1000 directores ejecutivos de todo el mundo por el Pacto Mundial de la ONU determinó que el 87 % “cree que los Objetivos de Desarrollo Sostenible proporcionan una oportunidad para repensar los enfoques para la creación sostenible de valor”. El 70 % de dichos directores ejecutivos “considera que los Objetivos de Desarrollo Sostenible proporcionan un marco de trabajo claro para estructurar los esfuerzos de sostenibilidad”.

El ESG puede ser tanto una filosofía de inversión como una serie de valores fundamentales. Las empresas que son sostenibles tienden a ser generadores tanto de ganancias como de aspectos positivos de la sociedad, ya que el ESG es una inversión en crecimiento responsable.

Una nueva visión de los criterios del ESG

Desde el punto de vista de un inversor, la desventaja más evidente del ESG sería que parece plantear limitaciones en las empresas en las que se podría invertir, lo que también limitaría las ganancias potenciales de un inversor. No hace mucho tiempo, los inversores sin ESG tenían una selección más amplia de oportunidades de inversión y a menudo obtenían rendimientos mucho mayores al invertir en empresas que podían operar libres del autoescrutinio del compromiso medioambiental, social o de gobierno.

Sin embargo, los tiempos cambian y las ventajas del cumplimiento de los criterios del ESG se vuelven más evidentes. Aparte de las preocupaciones prácticas y éticas, los criterios del ESG pueden ayudar a que las empresas eviten los factores de riesgo o los daños a la reputación que surgen debido a prácticas que no cumplen con los criterios prácticos del ESG. Por ejemplo, las organizaciones que cumplen con los estándares sociales del ESG tienen menos probabilidades de verse envueltas en escándalos asociados a procesos de contratación o gestión poco éticos. Las empresas que cambian su enfoque hacia prácticas que respetan el ESG pueden ganar más impulso, ya que las empresas de inversión comienzan a ver el ESG como una indicación de bajo riesgo.

La inversión en el ESG está en aumento

Existen indicaciones claras de que en los años venideros las empresas comenzarán a enfrentarse a un mayor escrutinio por parte de los gobiernos, los clientes y los inversores; aquellos que no promuevan los estándares del ESG probablemente se enfrentarán a sanciones, no solo en cuanto a normativa gubernamental, sino también en lo que respecta al rechazo de los consumidores e inversores. En otras palabras, a medida que los valores públicos y gubernamentales cambian para dar mayor énfasis a la sostenibilidad y la responsabilidad social en los negocios, el ESG se vuelve cada vez más relevante en todos los sectores.

La inversión en el ESG reduce los riesgos

Cabe destacar que hay dos categorías diferentes de riesgo que se deben tener en cuenta al analizar el ESG: el riesgo directo (cambio climático y otras consideraciones medioambientales) y el riesgo indirecto (reputación de la marca, lealtad de los inversores, etc.). Teniendo esto en cuenta, los principales riesgos de inversión para cada factor del ESG son los siguientes:

Medioambiental

El cambio climático y otros problemas medioambientales están creciendo. Y si estos problemas no se abordan a escala global pronto, quizás presenciemos graves repercusiones para los gobiernos, las economías e incluso las empresas operadas individualmente. Las organizaciones que hacen un esfuerzo por ser medioambientalmente responsables puede que sean más capaces de afrontar estos desafíos, lo que ofrece a los inversores una mayor estabilidad.

Social

No es ningún secreto que los empleados felices, satisfechos y comprometidos contribuyen a un mayor éxito comercial. Lo contrario también es cierto: es mucho más probable que los empleados descontentos tengan un rendimiento bajo, lo cual afecta al resultado final de la empresa. No obstante, la satisfacción de los empleados va más allá del lugar de trabajo de cada uno. Las empresas que siguen altos estándares en cuanto a cómo tratan y apoyan a sus empleados lo tendrán más fácil para mantener a los mejores talentos, y esos empleados serán más propensos a convertirse en embajadores de la marca, incluso fuera de su horario de trabajo. En conjunto, esto hace que estas empresas sean una inversión de menor riesgo.

Gobierno

El gobierno detalla el trabajo interno del negocio en sí. Los altos estándares de gobierno ayudan a garantizar que el negocio en cuestión no esté involucrado en ninguna práctica ilegal, una señal de alerta evidente para los inversores. Pero más que eso, el gobierno promueve procesos financieros precisos y transparentes. Asigna derechos a los accionistas. Ayuda a eliminar los riesgos asociados a conflictos de intereses. Básicamente, existe para garantizar prácticas éticas en todos los niveles, así como para proteger el negocio y a aquellos que invierten en él de sanciones y riesgos asociados a una mala gestión.

Algo importante que debes recordar es que el ESG no es un problema aparte, independiente y de nicho; tiene efectos fundamentales en tu enfoque a la hora de hacer negocios (es decir, crear productos que se reciclarán, diseñar procesos que se puedan supervisar con el fin de cumplir con los objetivos internos y externos, etc.). Juntos, estos efectos ayudan a crear marcos de trabajo para abordar de manera eficaz estos problemas mediante un sistema compuesto por personas, procesos y tecnología que trabajan en conjunto para ayudar a las empresas a incorporar de manera eficaz el ESG como un componente esencial de sus programas generales de estrategia, riesgo y gobierno. Esto significa un menor riesgo para los inversores.

ServiceNow entiende que crear un mundo más equitativo, ético y sostenible es una responsabilidad que compartimos todos. Teniendo esto como enfoque impulsor, ServiceNow se dedica a ayudar a los empleados, a los clientes y a las comunidades a cambiar el mundo para mejor. No solo queremos generar nosotros un impacto positivo, sino también ayudar a que otros lo hagan también.

Y nuestra dedicación no se queda solo en palabras. ServiceNow ayuda a los empleados a ofrecer su tiempo, talento y recursos. A través de donaciones de empleados respaldadas por las correspondencias realizadas por ServiceNow, hemos generado más de 5 millones de dólares en impacto social positivo y hemos apoyado más de 2500 causas benéficas.

ServiceNow también está reevaluando el impacto medioambiental y buscando formas de priorizar la energía limpia y reducir la intensidad de carbono y las emisiones en general. Con este objetivo, hemos creado cadenas de suministro sostenibles, hemos desarrollado un proceso de trabajo para reutilizar y reciclar equipos de centros de datos y de TI corporativos retirados y siempre damos prioridad a las construcciones con certificación LEED (o su equivalente local) en todo nuestro espacio de oficina arrendado.

Además, dado que mejorar el mundo requiere más que donaciones y sostenibilidad, ServiceNow también se dedica a mejorar y empoderar a las personas. Nuestros programas de alfabetización digital está dando a la plantilla digital del mañana las habilidades y los recursos que necesitan para prosperar y para seguir haciendo cambios positivos durante las décadas venideras.

Obtén más información sobre ServiceNow y el ESG y trabajemos juntos para hacer lo correcto.

Mejora el mundo a través de los flujos de trabajo

Los flujos de trabajo no solo transforman la forma de trabajar. Reúnen el poder de las personas y la tecnología para conseguir mejores resultados, un lugar de trabajo más seguro, un planeta más limpio y una sociedad más justa.