¿Qué es SOAR?

La orquestación, automatización y respuesta de seguridad (SOAR, por sus siglas en inglés) es una solución de gestión de incidentes y respuesta de seguridad.

La orquestación, automatización y respuesta de seguridad (SOAR) se centra principalmente en la gestión de amenazas, la automatización de operaciones de seguridad y la respuesta a incidentes de seguridad. Las plataformas de SOAR pueden evaluar, detectar, intervenir o buscar al instante en incidentes y procesos sin la necesidad constante de interacción humana.

Las competencias de SOAR incluyen:

  • Priorización de las posibles amenazas.
  • Evaluación del impacto potencial.
  • Triaje de las amenazas más importantes.
  • Respuesta a las amenazas según corresponda.

Aspectos de estas competencias:

  • Orquestación y automatización de la seguridad para crear una sólida base de protección alrededor de prácticas recomendadas.
  • Plataforma de respuesta a incidentes de seguridad que puedes utilizar como una herramienta para dar respuestas a la seguridad coordinadas mediante flujos de trabajo repetibles y escalables.
  • Uso de información sobre amenazas para comprender las amenazas de forma preventiva y acelerar su priorización y, tras una amenaza de seguridad, confirmar que el incidente se ha resuelto.
SOAR: orquestación, automatización y respuesta de seguridad

Un sistema de gestión de eventos e información de seguridad (SIEM) recopila, analiza y almacena datos relacionados con la seguridad, incluidos los incidentes y eventos de seguridad. Los datos pueden abarcar desde cortafuegos y dispositivos de red hasta patrones que podrían indicar un ciberataque. Por lo general, las herramientas SIEM requieren cierta calibración y supervisión para determinar la precisión de los datos recopilados y para llevar a cabo el triaje de los datos más importantes, lo que puede suponer mucho trabajo. Los programas de SOAR suelen estar automatizados y, por lo general, no requieren un grado elevado de supervisión humana experta para determinar si los eventos de seguridad son falsos positivos o incidentes reales que requieren investigación. El tiempo dedicado al análisis y la mitigación se pueden utilizar de manera mucho más eficiente y útil.

En cuestiones de seguridad, idealmente el éxito radica en la combinación de SIEM y SOAR. Todo depende sobremanera del tamaño y el tipo de datos recopilados en torno a eventos; una organización grande podría recibir hasta millones de alertas al día, que un SIEM recopilará y analizará. Pero para procesar todos estos datos se requiere una gran cantidad de análisis y ahí es donde entra SOAR: se puede usar junto con un SIEM para procesar y gestionar las respuestas a incidentes de forma mucho más rápida, eliminando los procesos manuales de priorización y respuesta a incidentes, que tan laboriosos resultan y tanto tiempo consumen.

SOAR puede integrarse en una red más amplia de plataformas de seguridad y TI, aumentando así el nivel de flexibilidad de cualquier organización y sus operaciones de seguridad. La interrupción es mínima y hay una mejora de la seguridad y la eficiencia.

Toda organización debería tomarse muy en serio las prácticas de seguridad, y SOAR es una solución acreditada para todas las organizaciones que deben procesar volúmenes cada vez mayores de información sobre seguridad y actividad de red. Diversos equipos interactúan con las plataformas de seguridad y SOAR ayuda a que todas las operaciones estén centralizadas y sean eficaces y con capacidad de respuesta.

SOAR ayuda a desarrollar flujos de trabajo y a optimizar las operaciones

Las capas de orquestación tienen más éxito implementando complementos para los casos de uso y la tecnología más comunes, ya que estos complementos proporcionan flujos de trabajo prediseñados. Así los procesos de TI y los flujos de trabajo de seguridad pueden automatizarse y tu pila de tecnología puede conectarse y usarse de forma colaborativa. Si bien es probable que tengas que agregar orquestaciones adicionales o personalizar algunos flujos de trabajo, existen muchas plantillas y bloques de creación fácilmente accesibles que ayudan a optimizar el proceso.

SOAR promueve la flexibilidad, la extensibilidad y la colaboración

Las soluciones de SOAR pueden proporcionar la flexibilidad necesaria para adaptar los flujos de trabajo a tus procesos cuando se usan plantillas o para desarrollar de forma sencilla nuevos flujos de trabajo. Además, hay oportunidades de colaboración con otras organizaciones, entre equipos y en toda la empresa, que pueden requerir una mayor personalización y el desarrollo de flujos de trabajo actuales y nuevos.

Respuesta más rápida y precisa

Las soluciones SOAR recopilan constantemente información y priorizan los incidentes mediante la automatización basada en reglas predefinidas y personalizadas. Este enfoque, siempre alerta, aporta evaluaciones y priorizaciones de incidentes más rápidas y precisas, que más tarde se pueden utilizar para confirmar si una amenaza es real, lo que permite a los equipos de seguridad centrarse en las amenazas más importantes.

Aumento de la satisfacción laboral de los analistas

Las tareas repetitivas y la verificación constante de datos pueden resultar monótonas, pero tales tareas cotidianas se pueden automatizar para aumentar tanto la velocidad como la moral del equipo. De esta forma los empleados pueden dedicar más tiempo a innovar y organizar, centrándose solo en aquellas amenazas que tienen un mayor impacto.

Mejora de la gestión del tiempo y la productividad

Las respuestas automatizadas a las amenazas cuando se utiliza SOAR ahorran tiempo, lo que permite que los empleados se concentren en tareas prioritarias en lugar de tener que rebuscar entre las alertas para determinar a cuáles se debe reaccionar.

Gestión eficaz de los incidentes

La tecnología SOAR puede acelerar el tiempo de respuesta ante amenazas y vulnerabilidades, así como aumentar la precisión de las respuestas. Este flujo de trabajo impulsado por datos y máquinas reduce significativamente las posibilidades de errores humanos, como lagunas de datos importantes, análisis malinterpretados o falsos positivos.

Automatización de tareas repetidas y propensas a errores

Las soluciones SOAR convierten la seguridad en una cuestión más autogestionada y menos manual, lo que ayuda a eliminar tareas repetitivas, como la constante verificación de las alertas y los datos que se recopilan continuamente. Las tareas repetitivas y la interacción humana constante pueden aumentar las posibilidades de error humano. Los programas automatizados consiguen reducir significativamente los errores, especialmente cuando se eliminan las tareas monótonas.

Simplificación de la colaboración entre los equipos operativos

A menudo se necesitan varios procesos y equipos para lograr una respuesta eficaz a los incidentes, y SOAR es capaz de optimizar los procesos creando áreas centralizadas y accesibles para que los equipos colaboren.